6 de marzo de 2021

Dos nuevos casos de coronavirus cerrados por alta médica eleva a 76 los pacientes que han superado la enfermedad en Agüimes

 Sábado, 6 de marzo.                                                                                                        

Datos y gráficas de la evolución de la enfermedad en Agüimes

Redacción

El número de pacientes afectados por el coronavirus en Agüimes que han superado la enfermedad se situó ayer en 76, dos más que el pasado jueves, después que la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias notificara el cierre por alta médica de dos nuevos casos.
Con estos datos, publicados ayer a las 14.00 horas en www.gobiernodecanarias.org, nuestro municipio cuenta con un total de 88 positivos acumulados (38 hombres y 50 mujeres), el 0,278% de la población agüimense, entre los que se incluyen, además de las altas médicas citadas, dos personas fallecidas y diez casos activos, todos aislados en domicilio después que el único paciente que se encontraba hasta ahora hospitalizado se encuentre ya en su hogar.
Por grupos de edad, según el  informe del área de Sanidad, y de acuerdo a los ajustes actualizados el pasado día 22 de agosto de 2020 a los nuevos criterios epidemiológicos, geográficos y de detección de casos, el total de positivos acumulados en nuestro municipio (fallecidos, cerrados por alta médica y activos) se corresponden con cinco casos (uno activo) en niños-as con edades entre 0 y 9 años; diez en el grupo entre 10 y 19 años; dieciséis en jóvenes entre 20 y 29 años; doce (dos activos) en el grupo de edad entre 30 y 39 años; dieciocho (dos activos) en personas con edades entre 40 y 49 años; doce casos (cuatro activos) en el grupo de edad entre 50 y 59 años; siete casos en el grupo entre 60 y 69 años; otros seis casos (uno activo)  en personas entre 70 y 79 años; y dos en el grupo de edad de más de 80 años.
Con estos datos, Agüimes se mantiene un día más como el décimo municipio de Gran Canaria en número de casos acumulados, por detrás de Las Palmas de Gran Canaria, con 14.832 positivos acumulados (1.944 activos); Telde, con 466 casos (47 activos); Santa Lucía, con 416 casos (40 activos); San Bartolomé de Tirajana, con 386 casos (53 activos); Ingenio, con 196 casos (15 activos); Arucas, con 122 casos (19 activos); Mogán, con 103 casos (2 activos); Gáldar, con 100 casos (11 activos); y Santa Brígida, con 96 casos (10 activos).

El nuevo alumbrado de Guayadeque y Temisas reduce la contaminación lumínica de los cielos

 Sábado, 6 de marzo.

Nuevo punto de luz instalado en Temisas
Prensa Agüimes

Los cielos de Agüimes tienen desde semana menos contaminación lumínica gracias al nuevo sistema de alumbrado público instalado por el Ayuntamiento de Agüimes en los barrios de Temisas y Guayadeque, dos núcleos rurales de población que cuentan con nueva luminarias tipo LED que concentran la luz en las calles y plaza, evitando una difusión innecesaria.
En Guayadeque se han instalado 51 nuevos puntos de luz, con bombillas de color ámbar de 27 y 51 vatios de potencia, lo que supondrá un ahorro de hasta el 62% del consumo eléctrico, mientras que en Temisas son 190 nuevas farolas de 51 vatios, también de luz ámbar, que producirán un ahorro del 71%.
El nuevo alumbrado no conlleva únicamente una rebaja en la factura de la electricidad, sino sobre todo un importante beneficio ecológico al reducir las emisiones de CO2 asociadas y disminuir el impacto directo sobre el cielo nocturno.
Con ello, se verán favorecidos, además de la ciudadanía, tanto el espacio natural del Barranco de Guayadeque como el Observatorio Astronómico de Temisas, dos de los puntos de mayor interés científico y ambiental del municipio.
Esta nueva actuación se enmarca en el plan de renovación del alumbrado público que el Ayuntamiento de Agüimes está realizando en los diferentes barrios del municipio, donde ya se ha actualizado el sistema en Montaña Los Vélez, el Polígono Residencial de Arinaga, algunos puntos de Arinaga, el centro histórico de Agüimes y las zonas de El Ejido y Los Alberconcillos.
El objetivo de este plan, que continuará en los próximos meses en otros lugares del municipio, es mejorar la eficiencia de la iluminación exterior con el propósito de ahorrar energía y reducir la huella ecológica.

"Clara y el abismo", primera entrega de Laboratorio Galdós Internacional

 Sábado, 6 de marzo.                                                                                                     

Un momento de la presentación del proyecto Laboratorio Galdós Internacional

Redacción

Tras la ejemplar iniciativa de experimentación escénica que tuvo lugar entre 2018 y 2020, en el marco del denominado Laboratorio Galdós, ayer tuvo lugar la presentación de la segunda edición de este proyecto que amplía el ámbito dramatúrgico de su espíritu tricontinental en el transcurso del periodo 2021-2023.
Laboratorio Galdós Internacional, que producen el Teatro Pérez Galdós y Unahoramenos Producciones, con el patrocinio del Cabildo de Gran Canaria y el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria (patronos de la Fundación Auditorio y Teatro), el Gobierno de Canarias y la colaboración del Ayuntamiento de Agüimes y otras entidades, como la SGAE, planteará tres producciones anuales relacionadas con la dramaturgia contemporánea de América (2021), África (2022) y Europa (2023), todas dirigidas por Mario Vega y que se cumplimentarán con la colaboración de distintos espacios escénicos o festivales de cada continente.
El primer montaje que abrirá este nuevo trienio fija su mirada en América con "Clara y el abismo", cuyo texto es obra del emergente dramaturgo uruguayo Gabriel Calderón, y que será estrenado en septiembre en el Teatro Pérez Galdós de Las Palmas de Gran Canaria con las actrices Marta Viera y Ruth Sánchez como protagonistas en unos papeles exigentes.
La citada producción, cuyos ensayos se llevarán a cabo en el Teatro Cruce de Culturas del Cruce de Arinaga entre los meses de julio y agosto, tiene en la música un aspecto de relevancia tan importante como el propio texto, y se trata de una inspiradora lección de esperanza basada en la enfermedad del cáncer, sin hablar del mismo, como recurso de reflexión sobre la vida y la muerte.
En el libreto musical se cuenta con el cantante y actor madrileño Coque Malla (Los Ronaldos), que vuelve en este montaje a la composición musical para teatro después de sus experiencias en "El otro lado de la cama", de David Serrano, con la que obtuvo una nominación a los Premios Max 2004, y tras obtener el Premio Goya a la Mejor Composición Musical por su participación en la película "Campeones" (2018), de Javier Fesser.
Para el año 2022, Laboratorio Galdós Internacional trabajarán en una propuesta conjunta con el Ishyo Arts Center de Ruanda y, como máximas representantes de la mencionada institución participarán las actrices Carole Karemera (Ruanda) y Cécila Kankonda (RDC/Bélgica), mientras que para el 2023 se está cerrando un acuerdo con el Festival de Limoges en Francia, al que Unhoramenos se siente ligada al espíritu de su proyecto reivindicativo y a la figura de su director, hassane Kassi Kouyaté.

Swingstar, en concierto en Agüimes

 Sábado, 6 de marzo.

Israel Quintana, Juan Dávila y Adán Robaina, integrantes de Swingstar, en una imagen promocional
Redacción

El trío grancanario Swingstar, integrado por Adán Robayna, Juan Dávila e Israel Quintana, ocupa hoy el escenario del Teatro Auditorio Agüimes, a partir de las 19.30 horas, en un concierto que nos ofrecerá un viaje por canciones inolvidables como "Has amado a una mujer", "Ni tú ni nadie", "Sway", "Hallelujah" o "Solo me quedas tú", entre otras muchas.
La propuesta de Swingstar, interpretada por sus incomparables voces desde una emoción diferente, con un importante toque de la simpatía y buen humor que caracterizan a los tres cantantes, nos recordarán en esta noche, y ahora más que nunca, a todas las personas que comparten la vida junto a cada uno de nosotros.
La calidad de cada uno de sus componentes viene acompañada por la experiencia de cada uno de ellos que, durante años, han mostrado su valía en otras formaciones y que un día resolvieron aunar esfuerzos para llevar a cabo y tributo personal a aquellos cantantes y grupos que forman parte del colectivo imaginario.
Juan Dávila formó parte de Jaque a la Reina y protagonizó musicales como "We will rock you", "Peter Pan, el musical" o "Fama"; Adán Robaina, fue vocalista de los grupos Frakaso Skolar, Los Pecados de Adán, Señor Natilla y La Removida del Pop Español (junto a Javier Ojeda de Danza Invisible y Manolo Tena, entre otros); e Israel Quintana hizo lo propio en musicales como "Cuentos y leyendas", "Chicago, años 20", "Disney in concert", "El hombre de La Mancha" y "Peter Pan, el musical", entre otros.
Las pocas entradas que quedan disponibles para el concierto de Swingstar, a precio único de 8 euros y con aforo limitado al nivel de alerta sanitaria vigente en ese momento, se pueden adquirir en la plataforma www.entrees.es
El público, que tendrá que seguir en todo momento las indicaciones dictadas por la dirección del recinto, deberá hacer uso de la mascarilla (no serán válidas las mascarillas de válvula exhalatoria) y guardar la distancia mínima de seguridad interpersonal, para lo que se pondrá a disposición las medidas de seguridad ajustadas a las recomendaciones sanitarias.

Fuenlabrada y Aravaca, dos paradas del C.B. Agüimes en 24 horas

 Sábado, 6 de marzo.                                                                                                       

Imagen de archivo

Redacción

El C.B. Agüimes vuelve a vivir un intenso fin de semana en la capital de España con la disputa de una doble jornada ante el líder del Grupo BA de Liga EBA, el C.B. Fuenlabrada, y el partido aplazado frente a C.D. Estudio, correspondiente a la octava jornada.
De esta manera, hoy, a las 18.30 horas (hora canaria), el conjunto de Marcos Hernández buscará la victoria    en el Pabellón El Arroyo de Fuenlabrada, en la visita a un equipo que el pasado fin de semana anotaba más de 100 puntos al Autocares Rodríguez Daimiel, al aprovechar dos expulsiones y una lesión,y en la que la actuación de los jugadores agüimenses deberá fundamentarse en una sólida defensa y un alto porcentaje de tiro.
Asimismo, el C.B. Agüimes se trasladará mañana a Aravaca para recuperar el único encuentro que tiene aplazado, frente a C.D. Estudio, equipo que cuenta con seis victorias y cuatro derrotas, y que viene de perder con Globalcaja Quintanar tras apretar el electrónico con dos últimos cuartos en los que provocó muchos nervios en la entidad conquense.
A la dificultad que supone intentar sorprender al gallito del grupo en su cancha, a Marcos Hernández se le une la imposibilidad de contar frente a Estudio con el concurso de Nicolás Maffei, Roberts Dembskis y Guillermo García, refuerzos llegados mucho después de la fecha inicial del enfrentamiento, el pasado mes de enero, y que viajan junto a Jorge Almenara, David Cabrera, Jorge Parrondo, Adrián Rodríguez, Alejandro Arencibia, Agustín Salas, Carlos Apolinario, Lorenzo Villegas y Néstor Luis Herrera.

Los Bomberos rescatan el cuerpo de un hombre que falleció por causas naturales en un cueva de difícil acceso en Guayadeque

 Sábado, 6 de marzo.                                                                                                        

Momento en que los Bomberos evacúan el cadáver del hombre desde la casa-cueva a la carretera

Redacción

Los Bomberos del Consorcio de Emergencias de Gran Canaria, con base en el Polígono Industrial de Arinaga, rescataron ayer el cuerpo de un hombre que había fallecido por causas naturales en una infravivienda, construida en el interior de una cueva, en el Barranco de Guayadeque.
Según han apuntado fuentes de los Bomberos, se trataba de un hombre mayor que había fallecido por causas naturales y que, debido a la complejidad de la zona donde se ubica la cueva, con un acceso que presenta grandes dificultades, fue requerida su asistencia, después que un médico certificara la muerte, por la empresa funeraria encargada de su traslado.
Después de ser activados, los servicios de emergencia se trasladaron hasta el lugar indicado para evacuar el cuerpo sin vida del hombre hasta la carretera, donde esperaba el coche fúnebre, que finalmente se dirigió hasta el Instituto de Medicina Legal, en Las Palmas de Gran Canaria. 

5 de marzo de 2021

Un año del primer positivo por coronavirus en Agüimes

 Viernes, 5 de marzo.                                                                                                        

Pierangela Camera junto a su familia en la felicitación navideña que remitió a los sanitarios-as que la atendieron en Gran Canaria

La Provincia

Pierangela Camera se convirtió el 5 de marzo de 2020 en la primera paciente diagnosticada de Covid-19 en Gran Canaria y, tres días después, en la primera en precisar cuidados intensivos en las islas como consecuencia de los graves efectos provocados por el virus.
La muer, de nacionalidad italiana, aterrizó en la isla unos días antes junto a tres amigas para visitar a su hijo, que había llegado el mes anterior con el propósito de mejorar su nivel de español, pero sus vacaciones dieron un giro de 180º y se transformaron en una dura batalla de la que salió victoriosa.
Hoy se cumple un año de su caso y asegura que "noto que me canso antes y tengo dolores musculares, pero me siento muy afortunada, porque gracias a los sanitarios-as de Gran Canaria estoy viva", asegura emocionada desde la localidad de Albino, en Bérgamo.
Todo apunta a que pudo contraer la infección en Italia, epicentro en ese momento de la pandemia en Europa, donde el número de afectados crecía cada día a una velocidad vertiginosa.
Su experiencia fue muy dura y, de hecho, el patógeno la obligó a permanecer nueve días ingresada en planta en el Complejo Universitario Insular-Materno Infantil y otros treinta y nueve en la Unidad de Medicina Intensiva (UMI).
Pierangela Camera, que entonces tenía 61 años, se alojaba en una vivienda vacacional de Arinaga junto a sus compañeras de viaje y todo transcurría con normalidad hasta que comenzó a manifestar tos y fiebre, lo que hizo que sus hijos, Paolo y Silvia Carrara, la animaran a solicitar una prueba de Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR).
"Al principio, afirma, no quería hacerlo porque creí que se trataba de una gripe, pero ellos estaban preocupados" y, ante la insistencia de su hijo para que le practicaran el test, un equipo se desplazó hasta el apartamento que ocupaban en Arinaga para tomar la muestra, cuyo análisis evidenció el resultado positivo en la afección.
Las cuatro mujeres, sin embargo, tenían previsto regresar a Italia esa misa tarde del 5 de marzo, por lo que las amigas de Pierangela Camera, que también habían contraído la enfermedad y aún no tenían constancia, se trasladaron al Aeropuerto de Gran Canaria, donde fueron interceptadas por agentes de la Guardia Civil y la Policía Nacional después que las autoridades sanitarias alertaran de que habían mantenido contacto estrecho con una positivo.
Al cabo de 48 horas, el cuadro clínico de la paciente empeoró ligeramente y su hija no dudó en contactar desde Italia con la Línea de Atención al Covid. "Tenía más golpes de tos y vino a buscarme una ambulancia para llevarme al hospital. En realidad no me sentía muy mal y me dejaron en la octava planta del Materno, pero al día siguiente todo cambió y me enviaron a la UMI del Insular", detalla Camera.
Sufría una neumonía covid (bilateral) y su estado de salud se complicó con otra de origen bacteriano, lo que la llevó a estar entubada y sedada varios días. "Cuando desperté creí que estaba muerta. Escuchaba a los sanitarios-as hablar en un idioma diferente al mío y veía todo muy borroso", a lo que hubo que sumarle un intenso estado de apatía que no le permitía experimentar emociones.
Finalmente, tras recibir rehabilitación musculoesquelética y pulmonar en el hospital, el 23 de abril recibió el alta médica, aunque como medida preventiva tuvo que permanecer unos días más en cuarentena, por lo que decidió trasladarse a la casa donde se hospedaba su hijo cuando ya se encontraba decretado el estado de alarma.
Allí se quedó hasta el día 9 de mayo, cuando pudo regresar a su país de origen, donde siguió la rehabilitación con fisioterapeutas, "pero el sistema estaba totalmente colapsado y solo pude recibir unas pocas sesiones", señala.
Actualmente, Pierangela Camera continúa esforzándose cada día por superar las secuelas con la ayuda de un fisioterapeuta que la acompaña en este objetivo.
Tras dejar atrás este mal trago, se preocupa por tomar las precauciones necesarias cada vez que sale a la calle. "Siempre voy con mascarilla y respeto las distancias. Además, pienso vacunarme desde que tenga la oportunidad", afirma.
Desde su casa, no dudar en señalar que espera regresar a Gran Canaria cuando pase la pandemia "para visitar a los sanitarios-as y disfrutar de unas buenas vacaciones".

Gran Canaria se mantiene en el nivel de alerta 2 por coronavirus

 Viernes, 5 de marzo.

El portavoz del Gobierno de Canarias, Julio Pérez, durante la rueda de prensa celebrada ayer
Redacción

El portavoz del Gobierno de Canarias, Julio Pérez, avanzó ayer en rueda de prensa que Fuerteventura sube de nivel de alerta sanitaria y pasa del 1 al 2 por la evolución de los datos pandémicos, donde la Consejería de Sanidad ha informado de 12 nuevos casos en las últimas 24 horas, superando a Lanzarote, donde se contabilizan 8.
El resto de las islas mantienen el mismo nivel de alerta en el que se encontraban hasta ahora, por lo que Lanzarote y La Graciosa continúan en nivel 3; Tenerife y Gran Canaria en nivel 2; y El Hierro, La Palma y La Gomera en el nivel 1.
Esta decisión, señaló Pérez, se sustenta en el informe emitido ayer por la Dirección General de Salud Pública del Servicio Canario de Salud (SCS) y el cambio de nivel entrará en vigor coincidiendo con la actualización del Semáforo de Incidencia Acumulada (IA), publicado en la web de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias.
Por otro lado, también manifestó que "con los datos actuales, no es previsible que se acuerde el cierre perimetral durante la Semana Santa en Canarias", y si llega a ocurrir, "en ese hipotético cierre se mantendrían las excepciones llevadas a cabo en Navidad en unas islas concretas y que permitirían el movimiento de turistas y de las personas que viajen a ver a sus familias o por motivos personales", dejando abierta también la posibilidad de adoptar restricciones adicionales a las que tenemos ahora.

La Residencia de Mayores de Agüimes estrena zona de esparcimiento al aire libre

 Viernes, 5 de marzo.                                                                                                     

Vista del nuevo espacio acondicionado al aire libre en la Residencia de Mayores de Agüimes

Prensa Agüimes

La Residencia de Mayores de Agüimes cuenta desde esta semana con una nueva zona de esparcimiento al aire libre, destinada al paseo y el disfrute de los usuarios-as en los días de clima favorable, y que hasta ahora era un espacio inhábil ocupado por un jardín cuyas barreras arquitectónicas imposibilitaban su utilización por parte de las personas con movilidad reducida, una circunstancia común a la mayoría de los residentes.
Las tareas de reacondicionamiento, finalizadas esta semana, han sido ejecutadas por la Asociación Mensajeros de la Paz, entidad encargada de la gestión del centro, con la colaboración con el Ayuntamiento de Agüimes, cuyos representantes, José Manuel Afonso y Óscar Hernández, giraron ayer visita para inspeccionar los trabajos y departir con los usuarios-as y profesionales que los atienden.
La residencia, que acoge a sesenta personas de edades avanzadas, ofrece, además de alojamiento y alimentación, un amplio abanico de servicios (cuidados, talleres, terapias, etc.) y otras actividades que contribuyen a preservar la salud física y mental de las personas.
Para el ánimo de los residentes, uno de los aspectos más relevantes lo constituyen las visitas de sus familias, que en este último año de pandemia se han visto obligatoriamente limitadas ante el elevado riesgo que un posible contagio de la Covid-19 podría haber supuesto para los usuarios-as.
Ahora, una vez vacunados los residentes y con la mejora de la situación epidemiológica, las visitas familiares ya pueden realizarse con mayor asiduidad, para lo que se hacía necesario un lugar amplio y diáfano en el que los encuentros se celebren con suficiente ventilación y separación interpersonal.
El espacio recién habilitado podrá cumplir esta función y servirá, asimismo, para el esparcimiento al aire libre, permitiendo el paseo con mayor seguridad, sin barreras ni elementos que obstaculicen el tránsito de las personas mayores asistidas por sillas de ruedas, bastones o andadores.

Carolina Mejías, "Tierra, mar y aire..." en la Sala de Arte Agüimes

 Viernes, 5 de marzo.

Cartel de la exposición "Tierra, mar y aire...", de Carolina Mejías, en la Sala de Arte Agüimes
Redacción

La pintora e ilustradora santaluceña Carolina Mejías presenta en la Sala de Arte Agüimes, en la segunda planta de la Casa de la Cultura de Agüimes casco, la exposición "Tierra, mar y aire...", una muestra de obras realizadas a partir de los paisajes y la flora de Gran Canaria, entre las que destaca una colección de marinas pintadas a partir del confinamiento decretado por las autoridades sanitarias para contener la pandemia del coronavirus.
En este sentido, la autora señala que estas últimas nacieron "cuando el corazón me pedía centrarme en el mar, un espacio infinito de paz y serenidad" capaz de transmitir energía positiva a quien observa cada uno de los cuadros.
En "Tierra, mar y aire...", Mejías muestra, asimismo, trípticos en los que reinterpreta los colores del ocaso jugando con las gaviotas para dar la sensación de que el público, como si también fueran aves, vuelan con libertad.
La naturaleza se presenta para la artista como una fuente inagotable de inspiración porque "somos unos privilegiados por vivir en Gran Canaria, pura esencia de vida, salud, alegría, luz, creatividad y calma", afirma.
La exposición, que abre sus puertas hoy, a partir de las 20.00 horas, con un acto sencillo de inauguración, se podrá visitar hasta el próximo día 26 de marzo, de lunes a viernes, en horario de 09.00 a 14.00 y de 16.00 a 20.00 horas.
La Sala de Arte Agüimes, atendiendo a las medidas de prevención e higiene establecidas frente a la Covid-19, limita el aforo con un protocolo de visitas y la adaptación de las instalaciones y servicios frente a la actual situación sanitaria para garantizar la seguridad del público.
Carolina Mejías (www.carolinamejias.com), formada académicamente en danza clásica y contemporánea, expresión corporal y Licenciada en Bellas Artes por la Universidad de La Laguna, ha expuesto sus obras en la Galería de Arte Javier Román de Málaga, la Feria de Arte de Luxemburgo, Sala Felo Monzón, Tasca Rafir, Hotel Avenida de Canarias y Teatro Víctor Jara (Vecindario), la Feria de Arte de Marbella, Real Club Victoria y Tienda La Molina Artesanía (Las Palmas de Gran Canaria), Centro Comercial Varadero (Faro de Maspalomas), Tienda La Molina Artesanía de Mogán y Blus Bar, Café Siete y Galería Stúnd (La Laguna).

Biodanza y Mindfulness en los centros de mayores de Agüimes, Cruce de Arinaga y Arinaga

 Viernes, 5 de marzo.                                                                                                       

Carteles de los talleres organizados por la Asociación de Mayores Arigánez de Agüimes

Redacción

La Asociación de Mayores Arigánez de Agüimes, en colaboración con la Concejalía de Mayores del Ayuntamiento de Agüimes, pone en marcha dos talleres, dirigidos a personas mayores de 55 años, que se impartirán en Agüimes, Cruce de Arinaga y Arinaga.
El primero de ellos, un taller de biodanza, se desarrollará los martes, de 17.30 a 18.30 horas, en el Centro de Mayores de Arinaga, mientras que el segundo, un taller de mindfulness, se celebrará, siempre en horario de 17.00 a 18.30 horas, los martes en el Centro de Mayores del Cruce de Arinaga, los jueves en el Centro de Mayores de Arinaga y los viernes en el Centro de Mayores de Agüimes.
La biodanza (literalmente danza de la vida) es un sistema de autodesarrollo que utiliza música, movimiento y situaciones de encuentro en grupo para profundizar en el autoconocimiento, y que busca promover la capacidad de enlazar de forma holística el uno con sus emociones y su expresión, así como profundizar los lazos con los otros y la naturaleza, y expresarlos de forma natural.
Por otro lado, el mindfulness, también llamado atención plena o conciencia plena, es una práctica basada en la meditación vipassana, una de las técnicas más antiguas de India, que consiste en prestar atención desapasionada a los pensamientos, las emociones, las sensaciones corporales y al ambiente circundante, sin juzgar si son adecuados y, con ello, reducir el estrés, aumentar la autoconciencia, reducir los síntomas físicos y psicológicos asociados con el estrés y mejorar el bienestar general, así com recuperar nuestro equilibrio interno, desarrollar una mayor capacidad de discernimiento y de compasión y abrir puertas a nuevas posibilidades, invitándonos a vivir una vida de manera plena y en el presente.
Las inscripciones, con una cuota de 5 euros, se pueden formalizar en los centros de mayores del municipio y, para más información, las personas interesadas pueden contactar con la Asociación de Mayores Arigánez, llamando al teléfono 928.182.214

4 de marzo de 2021

Agüimes registra tres alta médicas y un nuevo contagio por coronavirus

 Jueves, 4 de marzo.

Datos y gráficas de la evolución del coronavirus en Agüimes
Redacción

El informe de la Consejería de Sanidad del Gobierno de Canarias, en relación a la pandemia del coronavirus en Agüimes, y publicados ayer en www.gobiernodecanarias.org, notificó el cierre por alta médica de tres casos, que eleva a 74 el número de pacientes que han superado la enfermedad, y registró un nuevo contagio en una mujer de entre 50 y 59 años.
De esta manera, el total de positivos acumulados se sitúa en 88 (38 hombres y 50 mujeres), uno más desde el pasado 24 de febrero, cuando se comunicó el último contagio en nuestro municipio, y que incluyen, además de los 74 casos cerrados por alta médica, dos fallecidos y 12 casos activos, once de ellos aislado en domicilio y uno ingresado en planta.
Por grupos de edad, según el  informe del área de Sanidad, y de acuerdo a los ajustes actualizados el pasado día 22 de agosto de 2020 a los nuevos criterios epidemiológicos, geográficos y de detección de casos, el total de positivos acumulados en nuestro municipio (fallecidos, cerrados por alta médica y activos) se corresponden con cinco casos en niños-as con edades entre 0 y 9 años; diez en el grupo entre 10 y 19 años; dieciséis en jóvenes entre 20 y 29 años; doce en el grupo de edad entre 30 y 39 años; dieciocho en personas con edades entre 40 y 49 años; doce casos en el grupo de edad entre 50 y 59 años; siete casos en el grupo entre 60 y 69 años; otros seis casos  en personas entre 70 y 79 años; y dos en el grupo de edad de más de 80 años.
Con estos datos, Agüimes se mantiene un día más como el décimo municipio de Gran Canaria en número de casos acumulados, por detrás de Las Palmas de Gran Canaria, con 14.688 positivos acumulados (2.169 activos); Telde, con 461 casos (51 activos); Santa Lucía, con 413 casos (43 activos); San Bartolomé de Tirajana, con 383 casos (58 activos); Ingenio, con 194 casos (18 activos); Arucas, con 120 casos (23 activos); Mogán, con 102 casos (1 activos); Gáldar, con 99 casos (10 activos); y Santa Brígida, con 93 casos (7 activos).

Torres afirma que Canarias "arbitrará mecanismos de dureza" en Semana Santa y Sanidad propondrá un cierre perimetral y toque de queda

 Jueves, 4 de marzo.                                                                                                         

El Presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres", durante la entrevista en Cope Canarias con Mayer Trujillo

Redacción

El Presidente del Gobierno de Canarias, Ángel Víctor Torres, afirmó ayer que su ejecutivo "arbitrará mecanismos de dureza" para la próxima Semana Santa con el fin de contener la propagación del coronavirus, si bien no prevé que se produzca un cierre perimetral.
En una entrevista con Mayer Trujillo en "La Mañana" de Cope Canarias, Torres ha admitido que "la Semana Santa preocupa mucho después del repunte de contagios que se ha producido en las fiestas anteriores", de ahí que señale que el Gobierno de Canarias "arbitrará mecanismos de dureza" porque no quiere que las citadas fechas terminen con un aumento de casos que "pongan en riesgo la apertura del mercado turístico en las islas".
Sin embargo, ha matizado que "otra cosa es el cierre perimetral" y en Canarias, en principio, "no se dan los números para llegar a ello" y, aunque va a haber siempre un número de contagios, "hay que intentar reducirlo o mantenerlo", sentenció.
Por otra parte, el documento que el Ministerio de Sanidad presentará hoy para su aprobación en el Consejo Interterritorial de Sanidad del próximo día 10 pivota fundamentalmente en un acuerdo para el cierre perimetral durante catorce días de todos las comunidades, en concreto desde el 26 de marzo al 9 de abril.
El amplio periodo propuesto abarca, no solo la Semana Santa propiamente dicha, sino también el fin de semana anterior, el de Domingo de Ramos, y buena parte de la semana posterior, conocida en algunos lugares como de Pascua, con días festivos en varios puntos del país.
Además, el texto contiene también la aplicación durante esos catorce días de un toque de queda entre las 22.00 y 06.00 horas, además de la prohibición de eventos masivos de cualquier índole que impliquen aglomeración o concentración de personas; limitar o mantener las reuniones en los espacios públicos o privados como máximo a entre 4 y 6 personas; y el veto de las celebraciones de encuentros sociales en los domicilios u otros espacios cerrados con no convivientes.
Los expertos del departamento de Sanidad recomiendan "específicamente la no vuelta al lugar de residencia de los estudiantes universitarios que residan durante el curso escolar en otra comunidad o país", una decisión que de ser aprobada justificaría la necesidad de apostar por la reducción de la movilidad.
Finalmente, más allá de la recomendaciones para contener la transmisión del virus y evitar una cuarta ola, la Comisión de Salud Pública también alienta a las administraciones a poner en marcha una campaña institucional para combatir la "fatiga pandémica", especialmente haciendo hincapié en que probablemente el cierre de Semana Santa sea uno de los últimos esfuerzos que tengamos que hacer, ya que la futura llegada masiva de las vacunas tendrán su efecto en breve.

El Vivero Municipal de Agüimes entrega nuevas cepas a los viticultores-as

 Jueves, 4 de marzo.

Vista de las nuevas cepas cultivadas en el Vivero Municipal de Agüimes
Prensa Agüimes

El Vivero Municipal de Agüimes cuenta con 2.000 nuevas viñas a disposición de los viticultores del municipio, unos esquejes cultivados este último año en el marco del Plan de Desarrollo del Sector Vitivinícola, con el fin de ser destinados a nuevas plantaciones o a repoblaciones de viñedos.
Las nuevas cepas corresponden a variedades que ya se cultivan en la zona (tintilla, moscatel de Alejandría y malvasía volcánica), a las que se añade este año la variedad vijariego blanco, elegida tanto por las cualidades que puede aportar al vino como por sus características físicas, ya que se trata de una planta fuerte, de cañas simétricas, con buena distribución de la raíz y que suele gozar de muy buena salud.
Las personas interesadas en recibir estas nuevas cepas tienen de plazo hasta el próximo día 19 para solicitarlo, debiendo cumplir el requisito de disponer de un terreno de cultivo en el municipio, y deben dirigirse a la Agencia de Desarrollo Rural del Ayuntamiento de Agüimes, llamando al teléfono 928.789.980 (extensiones 221, 222 y 223) o a través del correo electrónico adr@aguimes.es
El cultivo de la vid y la producción de vinos es uno de los ejes estratégicos que el Ayuntamiento de Agüimes está promoviendo con el citado plan para el fomento del sector primario en el municipio  con el que se pretende seguir apoyando una actividad que ha experimentado un importante crecimiento en los últimos años gracias al impulso de la Bodega Municipal de Agüimes y de la marca Señorío de Agüimes, cuyos vinos están obteniendo importantes premios y reconocimientos, tanto a nivel nacional como internacional.

Opinión: El fracaso del éxito

 Jueves, 4 de marzo.                                                                                                           

Rosa Santa-Daría*

Llevamos casi un año en el que cuesta encontrar un tema que directa o indirectamente no esté relacionado con la pandemia. Hasta los actos vandálicos que se están produciendo estos días en algunas ciudades españolas se justifican, en alguna medida y por algunas personas, con el control horario, la falta de ocio y de trabajo como consecuencia de la pandemia.
El uso fraudulento de las redes sociales, la saturación de los hospitales, los negocios que han desaparecido, la generación perdida, las vacunas administradas a quienes no tocaban, los políticos incapaces de hacer el trabajo que les toda, la nieve extraordinaria en Madrid y en Texas, las revueltas en distintos países, los movimientos migratorios mal gestionados (...) respaldan el pesimismo que domina al mundo en estos momentos.
¡Qué sería de nosotros sin la literatura, el cine, la música, la cultura en general!
Y entre tanta desgracia, poco se habla del efecto nocivo de la pandemia en las aulas. Afortunadamente, en nuestro país se regresó a los centros educativos en el mes de septiembre. Toda la comunidad educativa hace un gran esfuerzo para contener el virus y ofrecer una enseñanza de calidad. Nuestros hijos, sobrinos, nietos están en las escuelas para poder seguir haciendo nuestro trabajo (quienes somos afortunados y los hemos mantenido).
Estamos en marzo, aún reparando el desastre que trajo la decisión gubernamental del pasado curso de no explicar (teletrabajando) materia nueva en el confinamiento, de evaluar hasta donde se quedó la presencialidad y de pasar de curso a los que se lo merecían, por supuesto, pero ¡tamibén! a los que no. Aún verbalizan algunos estudiantes su deseo de volver a la enseñanza no presencial para conseguir otro curso de regalo como el anterior.
Si nos hicieran caso y aprendiéramos de los errores cometidos en la enseñanza pública (la privada siguió con su programación hasta terminar el curso) no estaríamos hablando de evitar el fracaso escolar en los términos actuales: engañar al sistema con titulados ignorantes. Los políticos saben que es la solución más fácil, la menos costosa y las más engañosa. Pero pronto llegarán a ocupar puestos de trabajo los nuevos profesores, los sanitarios, los albañiles, los reparadores de ascensores, los pilotos de avión, jueces, fontaneros..., todos ellos con un título, pero muchos sin conocimientos. ¿Culpables? ¿Consecuencias?
Si el título académico certifica la aptitud para desempeñar un trabajo y todos queremos buenos profesionales en cualquier ámbito, ¿por qué debemos dar la titulación a quien no sabe nada, con el engañoso objetivo de acabar con el fracaso escolar?
Sospecho que una vez más los poderes públicos defienden los servicios privados y quieren acabar con lo público. Gran error. Solo tenemos que analizar alguna de las experiencias vividas en este último año para darnos cuenta de que la formación es la mejor arma de presente y futuro. La posibilidad de elegir centro debe ir avalada por la calidad de los mismos, en la enseñanza pública la formación es exquisita si nos dejan hacer nuestro trabajo (de la privada no hablo porque no la conozco, pero es sospechosa la cantidad de centros educativos privados que siguen obteniendo licencia en nuestro país). En los centros públicos conviven el alumnado de rentas, ideologías religiones  y razas diferentes. Aprenden a respetar al que lleva otro ritmo de adquisición de competencias, al que necesita ayuda social, al que llega a mitad de curso dejando atrás su cultura y a su gente. Este éxito social no se cuantifica, pero merece la pena pararse a pensar en qué sería de nuestro pequeño mundo si en la escuela no se hablara también de ética, del respeto a la naturaleza, de convivencia, de derechos y de deberes. Ahora es más necesaria que nunca la educación pública de calidad por la que todos debemos apostar. Es un éxito escolar ofrecer en un centro público una enseñanza de calidad al alumnado con recursos o sin ellos. Es un fracaso escolar cuantificar los aprobados y promociones como único criterio para figurar en la lista de países con mejor calidad educativa.
Nuestros políticos no quieren verlo. Solo desean colgarse medallas bañadas en oro.
*Rosa Santa-Daría es profesora del IES Joaquín Artiles de Agüimes.

Ocho proyectos de centros canarios, preseleccionados para los V Premios Ecoinnovación Educativa de la Fundación Endesa

 Jueves, 4 de marzo.

Galardón de los V Premios Ecoinnovación Educativa de la Fundación Endesa
Redacción

Ocho proyectos, presentados por grupos de alumnos de siete centros educativos de Canarias, han sido preseleccionados para los V Premios Ecoinnovación Educativa de la Fundación Endesa y la Fundación Europea Sociedad y Educación, en el que también figuran otros 153 trabajos de distintas comunidades, la gran mayoría de Madrid, Valencia, Castilla y León y Andalucía, y en menor medida de Aragón, Murcia, Navarra, Cataluña, País Vasco, Asturias, Cantabria, Castilla La-Mancha, Ceuta, Extremadura, Galicia, La Rioja y Melilla,
El objetivo de los Premios a la Ecoinnovación Educativa, con galardones a las categorías "¿Qué es para ti la Naturaleza?", "Mi solución creativa a un problema medioambiental" y "¿Cómo mejorarías tu entorno?", es fomentar y poner en valor las iniciativas de educación ambiental que  se llevan a cabo en los centros educativos de toda España destinadas a promover la responsabilidad, el compromiso y la cooperación en la preservación del entorno en una clara y firme apuesta de la Fundación Endesa por la educación medioambiental entre los más jóvenes.
La dotación de los premios para cada una de las categoría, que se darán a conocer el día 27 de mayo, consiste en una aportación económica para los centros ganadores, 2.000 euros para las dos primeras y 4.000 euros para la tercera, y el jurado podrá otorgar una mención especial por mérito singular a proyectos que destaquen por su impacto social, aunque no alcancen el nivel técnico requerido para los proyectos finalistas.
Por otro lado, los centros educativos que resulten finalistas recibirán un diploma en reconocimiento al trabajo realizado y tendrán transporte gratuito a la ceremonia de entrega de premios, siempre y cuando las circunstancias sanitarias permitan realizarla.
Asimismo, todos y cada uno de los proyectos galardonados serán difundidos a nivel nacional, tanto en la página web de la Fundación Endesa como en distintos medios de prensa escrita.
En lo que a Gran Canaria se refiere, los proyectos preseleccionados son "No standby 0 consumo", del IES Profesor Antonio Cabrera Pérez de Las Remudas (Telde); "Trash workout challenge", del IES Playa de Arinaga; y "RQUER", del IES Santa María de Santa María de Guía, por Tenerife figuran "La Taró", del IES Arico; "Gestión inteligente del consumo del agua", del IES Manuel Martín González, de Guía de Isora; y "La montaña de todos", del IES San Matías de Santa Cruz de Tenerife; finalmente, en La Palma, el CPEIPS Sagrada Familia de Nazaret de Los Llanos cuenta con dos proyectos, "Un mar de esperanza" y "Save our world".

3 de marzo de 2021

Sanidad notifica dos nuevas altas médicas en Agüimes

 Miércoles, 3 de marzo.                                                                                                   

Datos y gráficas de la evolución de la enfermedad en Agüimes

Redacción

Los datos de la evolución de la pandemia en Agüimes muestran una pequeña mejoría en las últimas 24 horas con el cierre por alta médica de dos casos que, hasta ahora, se encontraban activos en domicilio, por lo que el número de pacientes que han superado la enfermedad alcanza ya los 71 en el municipio.
Así, los positivos acumulados desde el pasado día 24 de febrero, cuando se notificó el último contagio por coronavirus, se mantienen en 87, el 0,275% de la población, entre los que se incluyen, además de los 71 pacientes citados con el alta médica, dos fallecidos y 14 casos activos, 13 de ellos aislados en domicilio y 1 hospitalizado en planta.
Por grupos de edad, según el  informe del área de Sanidad, y de acuerdo a los ajustes actualizados el pasado día 22 de agosto de 2020 a los nuevos criterios epidemiológicos, geográficos y de detección de casos, el total de positivos acumulados en nuestro municipio (fallecidos, cerrados por alta médica y activos) se corresponden con cinco casos en niños-as con edades entre 0 y 9 años; diez en el grupo entre 10 y 19 años; dieciséis en jóvenes entre 20 y 29 años; doce en el grupo de edad entre 30 y 39 años; dieciocho en personas con edades entre 40 y 49 años; once casos en el grupo de edad entre 50 y 59 años; siete casos en el grupo entre 60 y 69 años; otros seis casos  en personas entre 70 y 79 años; y dos en el grupo de edad de más de 80 años.
Con estos datos, Agüimes se mantiene un día más como el décimo municipio de Gran Canaria en número de casos acumulados, por detrás de Las Palmas de Gran Canaria, con 14.608 positivos acumulados (2.337 activos); Telde, con 459 casos (54 activos); Santa Lucía, con 412 casos (47 activos); San Bartolomé de Tirajana, con 382 casos (61 activos); Ingenio, con 194 casos (18 activos); Arucas, con 118 casos (22 activos); Mogán, con 101 casos (0 activos); Gáldar, con 99 casos (10 activos); y Santa Brígida, con 92 casos (7 activos).

La población de Agüimes aumentó un 65% en los últimos 20 años

 Miércoles, 3 de marzo.

Imagen de archivo
Prensa Agüimes

Agüimes cuenta oficialmente con 31.914 habitantes, de acuerdo con el dato del padrón a 1 de enero de 2020, hecho público estos días por el Instituto Nacional de Estadística (INE), una cifra que supone una leve variación del 0,93% con respecto al año anterior, aunque supone un notable incremento de un 64,83% en relación al número de población empadronada hace 20 años, que ascendía a 20.692 personas.
La tendencia de crecimiento demográfico continúa a 1 de enero de 2021, pues según los datos del Departamento de Estadística del Ayuntamiento de Agüimes, aún oficiosos y que tendrán que ser comprobados y validados por el INE de cara al próximo padrón, el municipio cuenta ya con 32.890 habitantes, lo que significaría un incremento del 3% con respecto al año anterior.
Del total de la población, 16.596 personas son hombres y 16.294 mujeres, mientras que por edades, 27.036 habitantes, un 82,20%, son mayores de edad y el resto, 5.854, son menores de 18 años.
Asimismo, los datos señalan que en el municipio residen 2.661 personas de hasta 58 nacionalidades distintas a la española, de las que 1.586 (59,60%) provienen de diferentes países de la Unión Europea, siendo los italianos los más numerosos, con 776 empadronados, seguidos de Cuba (264), Alemania (205), Marruecos (163), Rumanía (140), Colombia (137), Reino Unido (80), Argentina (67), Venezuela (64), Uruguay (58), Paraguay (51), Portugal (48) y Polonia (47).
El resto de nacionalidades son las de China (38), Mauritania (37), Países Bajos (36), Chile (33), Francia y Noruega (28), Suecia y Brasil (25), Finlandia (21), Ecuador, Eslovenia y Perú (20), Bélgica (19), República Checa (18) y Estados Unidos de América (18), Ucrania (16), Austria (15), México (14), Ghana (12), Guinea Ecuatorial (11), Bulgaria (10), Suiza y Dinamarca (9), Irlanda, Hungría y Honduras (8), Cabo Verde, Argelia, Filipinas y Senegal (7), Bolivia (6), Croacia (4), Indonesia (3), Islandia, Japón y Bielorrusia (2) y Albania, Canadá, Costa de Marfil, Macedonia, Nicaragua, Pakistán, San Marino y Túnez (1)

Colaboración: El camino hacia "Los Cuartos"

 Miércoles, 3 de marzo.                                                                                             

Victoriano Santana*

I
Para empezar, necesito, debo y quiero contarte una anécdota, una situación, una experiencia…; algo, en suma, que me ocurrió durante mis años de licenciatura universitaria (te hablo de un periodo comprendido entre 1991 y 1996). Me gustaría precisar en qué momento, pero no logro acotar ningún segmento cronológico concreto, aunque por conjeturas estoy casi seguro de que ocurrió antes de 1995. Sigo: recuerdo que ocurrió en las horas vespertinas de un día de vacaciones estivales (¿julio?, ¿agosto?) y que el acontecimiento se produjo en una guagua que cogí en la parada que estaba situada frente a la Iglesia de San Gregorio, en el barrio teldense de Los Llanos de Jaraquemada, cerca del que se conoció durante muchísimos años como el edificio de Venancio. Mi destino era el Hospital Insular.
Llevaba conmigo un libro para entretenerme durante un trayecto que me sabía de memoria y cuyo paisaje, a fuerza de verlo diariamente, ya me resultaba monótono. Cogí el volumen de mi biblioteca. Hacía un par de meses que lo tenía. A pesar de su hermoso título, no le había podido prestar una atención que fuese más allá del breve texto de la contracubierta. Ese día, pues, lo cogí sin más: "para ver de qué va y si merece la pena". Lo puse en la mochila; conmigo llegó a la parada y esperó por el Salcai que hacía la línea 80, y juntos nos acomodamos en un asiento de los muchos que estaban desocupados esa tarde. Tras arrancar y dirigirse a la siguiente parada, que era la que había en la desastrosa estación de guaguas de Telde, la última antes de emprender el camino ininterrumpido hasta mi destino, abrí la mochila, cogí el libro y empecé a leer. Leí, leí más, leí mucho más, seguí leyendo, pasé páginas y páginas; leí sin apenas respirar, sin la mínima tregua para levantar la cabeza, sin cambiar de posición; leí sin tiempo, leí y seguí leyendo…
Cuando me quise dar cuenta, la guagua había llegado al final de su trayecto, en la estación de San Telmo de la capital grancanaria. Levanté la cabeza y comprobé que se me había pasado la parada del Hospital Insular. No tuve más remedio que volver a ponerme delante de la puerta de la misma guagua que me había traído para que, en una suerte de retroceso absurdo, me llevase al destino previsto. La lectura me había hecho perder la noción del tiempo y el espacio. Me acordé del Quijote…
Ahora sí, me propuse no despistarme y cumplir con el objetivo del viaje. Llegué al Hospital Insular, hice lo que no recuerdo ahora que tenía que hacer (¿visitar a algún paciente, quizás?), despaché mi tarea con desesperación y corrí ansioso para coger la primera línea 80 que me devolviese a Telde. Durante el regreso, seguí leyendo, pasando páginas, descifrando aquel embrujado libro de bello título y cautivadoras palabras. 
Me bajé en la parada del instituto José Arencibia Gil, donde cursé el Bachillerato (llamado entonces BUP) y el COU. De ahí a la casa familiar hay muy poca distancia. Enseguida y presto me encerré en mi habitación para seguir. Y leí, leí más, leí mucho más, seguí leyendo, pasé páginas y páginas; y leí sin apenas respirar, sin la mínima tregua para levantar la cabeza, sin cambiar de posición; y leí sin tiempo, leí y seguí leyendo…
El caso es que al día siguiente continué con la lectura al tiempo que empezaba a nacer en mí cierto desasosiego, cierta inquietud que me era familiar porque fue la misma que me inundó al tiempo que rondaba el final de la segunda parte del Quijote. Comprobaba que el volumen que tenía en mis manos se estaba acabando y… que no, que no era justo que se terminase, que eran necesarias mil, dos mil, cinco mil páginas más; que la narración no podía concluir así, sin más. Pero, como todo en esta vida, la historia se terminó. Cerré la novela. Cerré los ojos. Suspiré. "Sublime", musité. Y con impía pasión, con la intensidad de un desgarro en una cicatriz mal cosida, volví a releerla sobre la marcha: "Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo. Macondo era entonces una aldea de veinte casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos. El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarlas con el dedo […]".
Así nació mi veneración por "Cien años de soledad". Así se consolidó en los parajes intelectual y emocional que nutren mis quehaceres literarios una suerte de celibato filológico en forma de certeza: que yo no debía hacer con la novela de García Márquez otra cosa que no fuera leerla con devoción y musitar, al cabo de cada lectura, lo único que era posible decir: "sublime".
II
Mediodía del 25 de mayo de 2019. Tres mil seiscientos sesenta y seis metros separan el origen del destino, mi casa. Doce minutos en coche; caminando, media hora. Sábado soleado en Santa Lucía de Tirajana. Dos horas antes, había llegado a casa de Nacho Cabrera, el origen; el origen de todo: el del breve viaje automovilístico de regreso que ahora cuento y, lo que importa más al caso que nos ocupa, el de la salida hacia el fabuloso viaje literario que me entretuvo hasta finales de agosto y que ha supuesto el fin de la reconocida y apuntada castidad.
Allí hablamos de teatro, cómo no; y de Teatro La República, por supuesto; y de proyectos relacionados con el inminente primer cuarto de siglo de la compañía; y de iniciativas editoriales sobre textos dramáticos; y de literatura, y de libros, y de… "Lo que me gustaría es que hicieras algo con "Cien años de soledad". Un actor, un texto; y que todo quepa en una maleta", me soltó sin anestesia, sin preámbulos, sin rodeos; de manera directa, clara, explícita, rectilínea. Entre dos puntos, el camino más corto es la línea recta.
En su mente rondaba algo similar a su célebre "Ciudadano Yago". Yo también pensé en esta joya teatral que puso en escena Teatro La República en 2013. "Con Miguel Ángel Maciel", dijo. "Solo puede ser él", le repliqué sobre la marcha. Me miró. El envite estaba lanzado. Le devolví la mirada: al principio, con firmeza, con actitud resuelta, con ese punto de inconsciencia adolescente que no atiende a los peligros; luego, cuando se me asentó sobre la chepa el poso de la vejez y se me iluminó la magnitud de la empresa, no pude evitar una delatora mirada de susto.
Una hora más tarde, durante la despedida, le dije que sí, que lo haría, que aceptaba el reto; y que desde ya me ponía manos a la obra. Y así lo hice. En lo que me quedaba para llegar a casa, comencé de alguna manera con el encargo. ¿Cómo? Tomando algunas decisiones.
III
Tras sentarme en el coche, activar el arranque y hacer las primeras maniobras para incorporarme a la vía, empecé a tararear una pieza instrumental a guitarra de John Norum titulada “Jillanna”. El tema aparece en su disco "Another destination" (1995). Yo ya había leído "Cien años de soledad" cuando lo escuché por primera vez, pues sentencié: "he aquí su banda sonora". Pensé en la cantidad de veces que, al oír “Jillanna”, volvía de una manera u otra a la novela; y la cantidad de veces que, manejándola, no podía evitar que sonara mentalmente la melodía. La música, como siempre sucede, abrió la verja de la inspiración. Ante mí, el jardín de las decisiones.
Trescientos treinta y nueve metros después, volvía un nombre (Miguel Ángel Maciel) y una reminiscencia: la de su admirada y admirable figura sobre el escenario. "Ciudadano Yago". "Los impostores". "Las cicatrices del cielo". "¿Cómo se compone una obra para un actor genial como Maciel partiendo de una obra genial como 'Cien años de soledad'?", me pregunté. Mil metros recorrí mientras me percataba de que la búsqueda de una respuesta me había llevado a la conclusión de que solo hay dos personajes en la novela idóneos para que los encarne el gran Maciel: el del patriarca, José Arcadio Buendía; o el de su hijo, el coronel Aureliano Buendía. Ochenta y seis metros más adelante supe, con absoluta claridad, que el marido de Úrsula Iguarán ya tenía quien le representase en el mundo real.
En los siguientes ochocientos setenta y dos metros recordé "El Quijote (1605) tuneado", una edición de la primera parte de la novela cervantina (1605) que elaboré y publiqué en 2013. Al principio, el trabajo didáctico seguía los postulados propios de una adaptación escolar; pero más adelante, a medida que la historia iba desarrollándose y yo iba asumiendo más licencias para salirme de los márgenes que delimitaban mi labor, el ajuste literario fue adquiriendo cada vez más los tintes propios de una reescritura. "Reinvención" es quizás la palabra. Supongo que fue tanto el desvío realizado que me vi desbordado cuando quise hacer lo propio con la segunda parte (1615); de ahí que, intuyo, dos años más tarde, cuando adapté "El lazarillo de Tormes" bajo el título de "Lazarillo… exprés", me censurase los permisos concedidos y el resultado fuese una adaptación escolar pura y dura, sin devaneos retóricos ni ejercicios creativos desmedidos.
En cuatrocientos noventa y nueve metros reconocí que me gustó el trabajo que hice para la novela anónima de 1554, pero que el placer de la experiencia del “tuneado” seguía muy presente. En medio de un parar, esperar y arrancar, pensé en Tolga Kashif y su "The Queen Symphony" (2002), una fascinante obra nueva creada a partir de materiales musicales ya hechos; en otras palabras: una gloriosa sinfonía en seis movimientos inspirada, importante matiz: inspirada, en la música de Queen que nada tiene que ver con el desagradable conjunto de estulticias en forma de adaptaciones y versiones que se han hecho sobre las canciones de este grupo británico desde que murió Freddie Mercury en 1991.
Setenta y un metros después, centímetro arriba, centímetro abajo, decidí que no quería adaptar al teatro "Cien años de soledad", sino componer una obra nueva a partir de la novela de Gabriel García Márquez; o sea, tomar prestado lo que había, el inimitable texto, para hacer algo distinto. Quería algo que fuera más allá del simple movimiento del mobiliario de los párrafos para que las habitaciones de las páginas mostrasen una decoración diferente. «No se trata de hacer mejor lo que es inmejorable, sino de ofrecerlo de una manera distinta; algo que permita valorar de otra manera la calidad de la luz, sus reflejos, las sombras», me dije. Eso es lo que había hecho Tolga Kashif con Queen. Yo quería hacer lo mismo con "Cien años de soledad".
Trescientos metros bastaron para asumir que los veinte capítulos de la obra no podían formar parte del texto teatral; y diecinueve más para decidir que solo abordaría los siete primeros, aquellos en los que participa José Arcadio Buendía. En el fondo, debo reconocer que no fue difícil decisión. Solo tuve que suspirar y hacer que revolotease en mi conciencia uno de los pasajes de la novela más hermosos, una de las joyas más deslumbrantes que conservo en ese cofre de tesoros literarios que todos los lectores poseemos: el relato que, suelto, escindido del cuerpo principal, se ha venido reconociendo como el de “Los cuartos infinitos”: 
"Cuando estaba solo, José Arcadio Buendía se consolaba con el sueño de los cuartos infinitos. Soñaba que se levantaba de la cama, abría la puerta y pasaba a otro cuarto igual, con la misma cama de cabecera de hierro forjado, el mismo sillón de mimbre y el mismo cuadrito de la Virgen de los Remedios en la pared del fondo. De ese cuarto pasaba a otro exactamente igual, cuya puerta abría para pasar a otro exactamente igual, y luego a otro exactamente igual, hasta el infinito. Le gustaba irse de cuarto en cuarto, como en una galería de espejos paralelos, hasta que Prudencio Aguilar le tocaba el hombro. Entonces regresaba de cuarto en cuarto, despertando hacia atrás, recorriendo el camino inverso, y encontraba a Prudencio Aguilar en el cuarto de la realidad. Pero una noche, dos semanas después de que lo llevaron a la cama, Prudencio Aguilar le tocó el hombro en un cuarto intermedio, y él se quedó allí para siempre, creyendo que era el cuarto real".
IV
Cuatrocientos treinta y cuatro metros antes de llegar a casa, pasé por delante del IES José Zerpa, donde habito laboralmente desde 2007. Al instante, llegaron a mí autores y textos que he ido desplegando en sus aulas y, por natural expansión, en esas aulas de papel que he ido componiendo en forma de libros desde hace ya unos cuantos años y que, como tales, de una manera u otra, han formado parte de mi quehacer docente. De todos, quien llegó primero para tomar sentido en mi ejercicio introspectivo fue la "Breve antología escolar de la Literatura canaria" [Mercurio Editorial, 2016], quizás porque en ese momento percibí que el reto asumido me iba a permitir la posibilidad de aunar varios términos clave para mi manera de entender la literatura. En la página LIV, al hilo del apartado dedicado a la voz “antología” y después de desarrollar los aspectos relacionados con su carácter didáctico (docere, componente objetivo) y lúdico (delectare, componente subjetivo), expuse lo siguiente: "Hay dos grandes vocablos más que suelen desatenderse porque se ciñen a criterios que no responden a patrones estrictamente científicos, a pesar de la carga de humanismo  que encierran, son estos: homenaje y gratitud. Una antología debe ser un homenaje y un ejercicio de agradecimiento del editor a los autores que le han concedido con su talento deliciosos momentos de lectura e investigación filológica".
Homenaje. Gratitud. "Homenaje y gratitud", me dije mientras aparcaba. Qué ocasión más emocionante para decirle a Gabriel García Márquez: "gracias por 'Cien años de soledad' y, por extensión, gracias por toda tu producción literaria; gracias por haber dedicado tu vida a crear pócimas poéticas que tanto bien nos hacen". Junto a la gratitud será inevitable el homenaje, reconocí, pues mi oficio dispone que ese sea el segundo paso: compartir el agradecimiento con otros que, quizás, si vivieran la misma experiencia intelectual, podrían llegar a sentir la misma complacencia y, en consecuencia, similares deseos de expresar su particular reconocimiento. 
V
Ciento tres días después, terminé el encargo: seis movimientos inspirados, importante matiz: inspirados, en "Cien años de soledad" de Gabriel García Márquez. Seis piezas que agrupo bajo el título "Los cuartos". 
Tras el cierre de la labor, surge lo inevitable: comprobar cómo se agolpan las preguntas. La primera es inevitable: y ahora, ¿qué? A esta, le siguen otras: ¿gustará lo realizado?, ¿habrá alguna oportunidad de que se conozca lo hecho para que se pueda juzgar?; en quienes no hayan leído el clásico de la literatura o no lo conozcan, ¿contribuirá de alguna manera lo compuesto a forjar en el ánimo de estos el deseo de leer o de conocer la obra? Si esta voluntad se satisficiera, ¿es muy descabellado plantear que en esos destinatarios podría gestarse el mismo impulso de gratitud y homenaje que antes se expuso?
Más preguntas inundan la supuesta calma que debería haber tras el fin del quehacer: por un lado, si entenderán la obra quienes no conozcan los siete primeros capítulos de la novela; por el otro, si quienes los conozcan la entenderán. ¿Les será grato el acceso a una reescritura asentada sobre un texto al que se le reconoce la divinidad como cualidad esencial? ¿Valorarán de manera positiva el resultado o concluirán que, para el resultado obtenido, mejor no haber hecho nada? ¿Se verán impelidos a pedirme, con cierto aire juanramoniano, tras leer o escuchar cualquiera de los movimientos (aunque nada pueda hacer para satisfacer el deseo), que no la toque ya más, «que así es la rosa»?
Tras la relectura previa a los borradores y los borradores previos a escritura, descubrí que Prudencio Aguilar y Remedios Moscote atesoraban, de cara a la configuración de los personajes y los hechos narrados de los siete primeros capítulos de la novela, una valía singular. ¿Compartirán conmigo esta percepción quienes conozcan la obra? ¿Coincidirán conmigo en la visión que, a mi juicio, debería tener José Arcadio Buendía sobre su nieto Arcadio? ¿Considerarán adecuada la referencia constante a Úrsula y su ubicación específica en el monólogo del tercer cuarto? ¿Se entenderá que el cuarto se dedique a la estirpe de sangre? ¿Percibirán estos lectores u oyentes, conocedores de los siete primeros capítulos, el trasfondo de la expresión "Isla Macondo, a la deriva oceánica de la gran naranja planetaria"?
Preguntas y más preguntas que, como agentes de bolsa, pujan por sus respuestas en el gran parqué donde cotizan las incomprensiones y aceptaciones, los desacuerdos y las adhesiones, los grandes temores y, por supuestísimo, las grandes esperanzas. Preguntas y más preguntas que, conviene reconocerlo ya, jamás podrán superar a la más importante de todas para mí, la más relevante, la más trascendente, la única que centra todas mis atenciones: Nacho, maestro, hermano, ¿ves cumplidas con esto que te ofrezco tus expectativas?
*Victoriano Santana es Doctor en Filología Española, profesor de Secundaria, escritor y editor.

El IES Playa de Arinaga vuelve a colaborar con el Proyecto ARBol

 Miércoles, 3 de marzo.

Cartel informativo del Proyecto ARBol
Redacción

El IES Playa de Arinaga se suma un curso más al Proyecto ARBol: Acción para el Reciclaje de Bolígrafos y otros Instrumentos de Escritura Inservibles, una iniciativa que se integra en las propuestas que lleva a cabo RedECOS y que invita a la comunidad educativa del centro a participar y contribuir en la conservación del medio ambiente.
Con este proyecto, los participantes aseguran la transformación de bolígrafos, rotuladores, subrayadores, correctores y cualquier otro instrumento de escritura manual que hayan llegado al final de su vida útil, ya sean de plástico y/o metal, en materias primas para nuevos procesos productivos, promoviendo así la economía circular.
Desde la puesta en marcha del Proyecto ARBol en 2015 se han desviado de nuestros vertederos más de tres toneladas y media de instrumentos de escritura inservibles gracias la participación de centros educativos, ayuntamientos y cabildos de todas las islas, así como a la colaboración de entidades privadas como Martínez Cano Canarias, Sodecan, Palet Express, Cajasiete, Eyser Hidráulica, Precious Plastic Canarias, BIC, Terracycle, Galaco, Smurfit Kappa, SEUR, Obra Social Fundación "la Caixa", Universidad de Las Palmas de Gran Canaria, Universidad de La Laguna y Gobierno de Canarias, a través del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC) y Juventud Canaria.

Agüimes convoca el III Certamen Fotográfico "Mujer Rural y Agüimes"

 Miércoles, 3 de marzo.                                                                                              

Cartel promocional del III Certamen Fotográfico "Mujer Rural y Agüimes"

Redacción

En el marco de la conmemoración el 8 de marzo del Día Internacional de la Mujer, el Ayuntamiento de Agüimes quiere volver a poner el foco de atención el el trabajo femenino en el ámbito rural con la convocatoria del III Certamen Fotográfico "Mujer Rural y Agüimes".
Las mujeres del campo han desempeñado durante siglos un papel esencial en las familias y sociedades rurales, si bien no siempre han sido reconocidas y visibilizadas como se merecen y es obligado, razón por la cual se pone en marcha esta nueva edición del certamen fotográfico, en el que podrán participar todas las personas físicas y jurídicas que lo deseen.
Para ello, cada participante podrá presentar una única fotografía, que se deberá enviar en soporte digital (formato .jpg), antes de mañana, día 4, al correo electrónico adr@aguimes.es, asignándole un título y adjuntando la ficha de inscripción.
El jurado del certamen, designado por la Concejalía de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Agüimes, otorgará tres premios, consistentes en productos de nuestro municipio y un diploma, aunque se podrá declarar también alguna mención especial en función de la calidad de las imágenes.
Para más información, las personas interesadas pueden contactar con la Concejalía de Desarrollo Rural y Medio Ambiente del Ayuntamiento de Agüimes llamando al teléfono 928.789.980 (extensiones 221, 222 o 223) o enviando un correo electrónico a adr@aguimes.es

Leticia Romero explica en primera persona el protocolo de seguridad ante la Covid-19 del Valencia Basket

 Miércoles, 3 de marzo.

Leticia Romero, en el momento de someterse a una PCR
Redacción

Desde el inicio de la pandemia, la seguridad sanitaria de los jugadores-as, entrenadores y técnicos, tanto de las plantillas profesionales como de los equipos de L’Alqueria del Basket, así como de sus empleados y aficionados, ha sido la prioridad principal para Valencia Basket.
El trabajo de los profesionales médicos del club fue decisivo para crear un protocolo de seguridad sanitaria pionero en nuestro país que permitió a nuestros jugadores ser los primeros profesionales del baloncesto en volver a entrenar en su pista habitual.
El completo proyecto de control sanitario, unido a contar con una instalación única como L’Alqueria del Basket, decantó la balanza a favor de Valencia a la hora de ser elegida como sede de la fase final de la Liga Endesa 2019-20.
En opinión del jefe de los servicios médicos del Valencia Basket, el Dr. Ignacio Muñoz, la experiencia de albergar ese evento demostró que “manteniendo esa rigurosidad que tuvimos en la burbuja podemos trabajar con cierta seguridad”.
Impulsados por el éxito de esa primera experiencia, el modelo de actuación global se ha seguido actualizando y aplicando para garantizar la salud de todas las personas que viven y trabajan en Valencia Basket y de todos los equipos que vienen a visitarnos, lo que ha permitido al club mantenerse como opción elegida para albergar eventos como la única fase previa del Adidas Next Generation Tournament de la Euroliga, que se ha podido disputar esta temporada, o ser el anfitrión de la Copa de la Reina, que se jugará en Valencia del 4 al 7 de marzo.
Para conocer un poco más los detalles del protocolo Clovid-19 para la detección, cuidado y recuperación de las plantillas profesionales, el Valencia Basket ha hablado con los responsables de actualizarlo y velar por su cumplimiento y con los deportistas que se benefician del mismo.
Las plantillas profesionales de Valencia Basket se someten semanalmente a los controles PCR que vienen marcados por la normativa de las competiciones que disputan, aunque como recuerda el Dr. Ignacio Muñoz, “no hemos escatimado esfuerzos en proteger la salud de nuestros equipos. Hemos seguido a rajatabla los protocolos marcados por el gobierno y las autoridades deportivas, pero hemos hecho un esfuerzo muy grande para incluso incrementarlos con criterios que nosotros pensábamos que eran de sentido común”.
Cuando algún miembro de las plantillas profesionales tiene un resultado positivo en alguno de los PCR de control o en la prueba realizada tras presentar síntomas compatibles con la Covid-19, la actividad deportiva de ese equipo se detiene de inmediato y se somete a la totalidad de la plantilla, cuerpo técnico y personal de contacto estrecho con el equipo a un test de respaldo.
Como explica el doctor Sebastià, médico del primer equipo femenino y L’Alqueria del Basket, “siguiendo el protocolo de la Federación Española de Baloncesto, repetimos PCR una vez pasadas 48 horas a todas las jugadoras. Y siempre y cuando todas las jugadoras salgan negativo, se pueden incorporar a los entrenamientos”.
Para los casos positivos, que tienen que permanecer aislados en sus domicilios, el doctor Sebastià explica que “diez días después de haber dado positivo, se repite la PCR para comprobar si se ha negativizado el resultado. En caso contrario, se esperan un par de días y se repiten las veces que sea necesario hasta que el resultado se negativiza”.
Ese resultado negativo en el PCR implica que se ha superado la enfermedad, pero antes de retomar la práctica del deporte profesional es necesario un control exhaustivo de la salud del afectado y una incorporación gradual al entrenamiento. 
Antes de poder empezar a trabajar con el equipo, el jugador se somete en días consecutivos a un electrocardiograma, analíticas de sangre y serologías, un ecocardio y una prueba de esfuerzo.
Como explica el prestigioso cardiólogo Dr. Jose Antonio Ferrero, “hemos diseñado un protocolo para detectar posibles complicaciones post Covid-19. Usamos los tratamientos actuales preventivos para recuperar más rápido y buscamos localizar si existe alguno de los tres problemas más importantes que da esta enfermedad en la recuperación: la afectación cardiaca, la afectación pulmonar o la afectación trombótica”.
Si los resultados del primer electrocardiograma no lo desaconsejan, después de dar negativo los jugadores pueden empezar a trabajar de manera individual bajo la tutela de los preparadores físicos.
El encargado de esta tarea en el primer equipo femenino es Pau Alcácer, que señala que “junto a los doctores Sebastià y Ferrero ofrecemos una serie de suplementación y parámetros que pensamos que van a ayudar a mitigar los efectos de la enfermedad y ayudarles en la recuperación. Esa recuperación va poco a poco, en gimnasio y en pista y de forma individual. Guiándonos con el feed back que nos da la jugadora van progresando hasta que llega el momento en el que la situación permite que se integren poco a poco en el trabajo del equipo. Primero en partes y luego ya sesiones enteras”.
Dos integrantes del club que han pasado por este proceso y ya están reincorporados al trabajo con sus equipos, el alero Fernando San Emeterio y la base Leticia Romero, nos aportan el punto de vista del deportista en todo este proceso.
San Emeterio recuerda que “enseguida desde el Club estuvieron muy atentos. Estuvieron haciéndonos pruebas continuamente para ver si era verdad el positivo. Y a mi familia también. Ellas han dado negativo todo el rato pero les estaban haciendo seguimiento también. Y nos dieron todo tipo de facilidades por parte de los doctores”.
Por su parte, la agüimense Leticia Romero señala que “lo que se hace aquí no le he visto en ningún otro sitio y nos da una tranquilidad máxima. Se preocupan tanto por nosotras, que por nuestra parte solo nos queda la preocupación de volver a estar al nivel que tenemos que estar”.